¿Alguien dijo maravilla?

México, Brasil, Perú, Italia, Jordania, China e India.

Eran los destinos que aparecían en el escaparate de una agencia de viajes en la que reparé, mientras andaba a toda prisa.

Llamó mi atención, no por el hecho de que las agencias de viajes empiecen a asemejarse a las cabinas telefónicas, las páginas amarillas, el hueco para los CDs en la radio del coche o los calendarios de cartón en la cartera, que son casi casi objetos de coleccionista. Sino, más bien, por los lugares que se anunciaban tras aquél ventanal.

Curiosamente, cada uno de ellos cuenta con una de las siete maravillas del mundo.

Al parecer, la elección de cada uno de estos lugares fue el resultado de una votación. Justicia al margen, en el fondo, no se trata más que de calificaciones, notas y simples números.

Pero, no son el único ejemplo. Desde exámenes, ligas de deporte, hasta playas y rascacielos. Todos cuentan con sus propios ratings.

Por no dejar de mencionar las webs dedicadas exclusivamente a valorar hoteles, restaurantes o películas. Las cuales, sinceridad ante todo, no voy a negar que consulte con frecuencia.

Estamos acostumbrados a obtener calificaciones de todo. Asignar un número a cada lugar, cada sabor, cada sonido, a cada vista, sin siquiera conocerlos. Al final, tiendo a pensar que parece que todo se reduce a eso. Una simple y tosca combinación numérica.

Hablar de maravillas del mundo es disparatadamente subjetivo. Demasiadas variables y pocas constantes. Difícil elección.

Cada lugar es un conjunto de olores, colores, personas, momentos, sentimientos y percepciones.

Mientras seleccionamos a los candidatos para formar parte del bombo, no nos damos cuenta de que la verdadera maravilla del mundo es la vida, es vivir, la verdadera maravilla somos nosotros mismos.

Es cerrar los ojos en medio del campo y escuchar el sonido de cada gota de agua que se desliza por el cauce del río, sentir el viento acariciando las mejillas, experimentar cómo el sol nos calienta el rostro. Abrirlos, y contemplar cada árbol, cada montaña, cada nube, cada color. Es un abrazo inesperado.

Es crear. Es romper los esquemas. Creer con todas tus fuerzas. Es querer y saberte querido. Es reír como si no importara nada más. Es ser libre y sentirse libre. Es soñar despierto.

16-alguien-dijo-maravilla

La verdadera maravilla del mundo es el placer de experimentar intensamente cada segundo de la vida.

 

by MdeMartina

Foto: vía Pinterest

 

 

Anuncios

One thought on “¿Alguien dijo maravilla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s